///

No será para tanto (o ‘Always look on the bright side of collapse!’)

Nos habla Jorge Riechmann en su ¿Vivir como buenos huérfanos? acerca del sesgo optimista que caracteriza a la psique humana. Y entonces digo yo: si hagamos lo que hagamos, digamos lo que digamos, desde las instituciones y en los medios, nuestros conciudadanos congénitamente optimistas siempre lo van a ver menos malo de lo que es, ¿por qué no aprovecharlo para facilitar la aceptación de una estrategia franca ilusionante para hacerle frente al colapso civilizatorio?

«No podemos decirle eso a la gente«, nos dicen desde las izquierdas más o menos conscientes de lo que tenemos entre manos. Pero la gente va a decir de todos modos «¡No será para tanto!», así que… ¿por qué autocensurarnos a la hora de decirles la verdad? Su reacción, para bien o para mal, siempre será mejor de lo que podríamos esperar dadas las circunstancias.

Tengámoslo en cuenta, por favor.

Casdeiro, a partir de imágenes de Icheinfach y PublicDomainPictures.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de Colapso