//

Siete ideas polémicas a partir de «La izquierda ante el colapso…» y «La vía de la simplicidad»

El domingo 19 de febrero fui invitado por la gente del Instituto de Transición Rompe el Círculo a dar una charla en Móstoles con un formato novedoso para mí, el de vermú. Le llamaron el Vermú del colapso, y fue todo un éxito de público y de diálogo. Quiero aquí compartir mis notas para aquel encuentro, notas que elaboré en respuesta a la propuesta de Rompe el Círculo, de escoger 3 ó 4 ideas-fuerza polémicas a partir de mi libro La izquierda ante el colapso de la civilización industrial y el de Ted Trainer, La vía de la simplicidad. He aquí las siete ideas que elegí y en torno a las que se articuló un debate realmente interesante.


1. La izquierda ante el colapso…

1.1. Pactar con el Diablo por un colapso menos malo:

Portada de 'La izquierda ante el colapso de la civilización industrial'En las estrategias duales o mixtas planteo, siguiendo a Jared Diamond, que las estrategias desde abajo pueden ser buenas para la acción local y las desde arriba para la acción en territorios estatales o supraestatales. ¿Sería pensable un pacto laisser faire entre iniciativas ecocomunalistas y gobiernos ecofascistas o al menos ecoautoritarios?

Planteando lo mismo desde otra perspectiva: ¿Colaboraríamos con un gobierno autoritario que fuese consciente de la necesidad de trasformar el metabolismo socioeconómico si pensamos que ayudaría a salvar vidas o a hacer menos trágico el colapso, aunque fuese a costa de perder libertad y tener que tragar con acciones o discursos fascistas? …El clásico dilema de los malos medios para buenos fines.

1.2. Nos encontraremos en las barricadas de la próxima guerra civil:

Los conflictos entre países, derivados del colapso, están ya aquí desde hace décadas. Pero ¿los conflictos internos derivarán en guerras civiles? Llegado el caso en España, ¿quiénes serían los actores? ¿Qué papel jugarían los decrecentistas-transicionistas? ¿Sería pensable una insurgencia armada de bajo nivel como la del EZLN?

1.3. Sería más eficaz crear una alternativa radical a Podemos:

Del mismo modo que los partidos de extrema derecha suelen resultar más influyentes que lo que su representatividad (votos, diputados…) indica, por medio de su influjo en una viraje hacia la derecha de los partidos mayoritarios más moderados… ¿Por qué no probar la misma estrategia en el otro extremo? Es decir, un discurso radical de izquierdas (Antón Sánchez, de En Marea, denunciaba que se le está dejando el campo del discurso radical a la derecha y el resultado está a la vista) que incluso desde fuera de las instituciones o con una baja presencia en las mismas, forzase un viraje de Podemos y fuerzas análogas. ¿Sería estratégico un abandono del ala ecosocialista de Podemos para crear una nueva fuerza e influir más desde fuera que desde dentro? Ya vemos el resultado de la alianza de Equo con ellos: han desactivado su discurso propio a cambio de no influir en nada relevante. ¿Se podría plantear como una jugada estratégica: o determinar ciertas políticas básicas o abandonar el partido o las alianzas? Si los líderes moderados de Podemos creen de verdad en que el colapso progresará, ¿temerían esta fuerza externa porque saben que tendrían las de perder en el contraste con la realidad? Es decir, el día que comiencen los desabastecimientos, ellos no tendrían una explicación convincente y esta otra fuerza sí. La ocasión demoscópica podría haberla dado el estudio de Stefan Drews y Jeroen van den Bergh (>1/3 de la población aceptaría renunciar al crecimiento económico por la sostenibilidad). Ventaja: como su intención primordial no sería la de obtener el gobierno sino la de influir indirectamente en un viraje a la ecoizquierda de Podemos, podrían permitirse ser muy radicales en su discurso, libres de preocupaciones electoralistas. Otra ventaja: cansancio con peleas internas, etc., mucha gente quemada con Podemos, En Marea, etc.

2. La vía de la simplicidad

2.1. Al comunalismo trainerista le falta una pieza por arriba:

Ted critica a las Transition Towns no mojarse en política, pero él tampoco se moja en la necesidad de estrategias políticas más allá de lo local. ¿Cómo se protegerían sus CDCs de políticas antagónicas desde el Estado, desde entidades supraestatales como la UE, la OMC, etc? Si renunciamos a actuar en la política estatal ¿cómo evitar p.ej. una guerra nuclear generalizada o una posible apuesta internacional por la geoingeniería ante un Caos Climático desbocado? O algo más cercano: ¿Cómo conseguir una reforma agraria que permita el usufructo comunitario de cualquier tierra? Volviendo a Diamond: las estrategias desde abajo no suelen ser adecuadas para las grandes escalas.

2.2. Necesitamos algo como la CNT de hace 1 siglo ¡o el Ejército de Salvación!:

Ted no hace hincapié en la utilidad de su propuesta para vacunar a la población contra la opción nazi, pero sería sencillo y muy coherente crear mecanismos paralelos a los que está comenzando a usar la extrema derecha: servicios de comida, ropa, refugio para los excluidos del sistema capitalismo-Estado (una especie de Ejército de Salvación). Es su estrategia de ofrecer un colchón no previamente politizado a la gente que va cayendo del sistema, y usarlo como vehículo (pedagógico y práctico) para superar definitivamente la necesidad del mercado y del Estado. “Primero te doy de comer y luego te explico cómo puedes seguir alimentándote tú sin depender del Estado o de un empleo.” Convertir la exclusión forzada en deserción consciente hacia la autogestión y la autosuficiencia colectiva. Establecer servicios permanentes para atender necesidades básicas de la gente que vaya quedando excluida, con centros en las ciudades y las áreas rurales (obtención de alimento y otros recursos básicos). “La gente sólo cambiará de vida cuando lo necesite”; pero cuando lo necesite tenemos que evitar que la única alternativa con la que tope sea la extrema derecha. Requeriría una organización (o red de organizaciones) muy potente, una especie de CNT de hace 100 años.

2.3. Una moneda complementaria es la sangre que puede dar vida a este comunalismo poscapitalista:

La creación de una moneda complementaria (o ¿varias?) podría ayudar a acelerar y potenciar la alternativa que propone, detrayendo operaciones de la economía capitalista controlada por el Estado en beneficio de proyectos poscapitalistas (p.ej. la organización propuesta antes). (Ted Trainer no le dedica mucho espacio en su libro al tema, pero sí que apunta su posible utilidad, siendo crítico con diseñar o utilizar cualquier moneda alternativa.)

2.4. Es el fin del mundo, pero ¡me siento otra vez en casa!

(Carlos Calvo Varela) El colapso, para pueblos aún apegados a la tierra, como el gallego, es (o puede ser) visto de modo positivo como una vuelta a casa, a la aldea, al modo de vida de los abuelos. Es algo opuesto a la visión madmaxiana que se suele tener en las grandes ciudades. Pero buena parte de esa población urbana, si mira a sus orígenes familiares, procede de Castilla, Extremadura, Andalucía… zonas de cultura sencilla y agraria. No nos dejemos influir por la peliculera visión del colapso de quienes perdieron todo eso hace siglos (EEUU, Inglaterra, etc.). ¡Rasquemos y saquemos a la labradora o pastor que todos llevamos dentro!

Foto del vermú del colapso en Móstoles

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de Colapso