///

De hombres, animales y hongos

El ser humano moderno (y posmoderno) se cree muy listo, excepcional, por encima del mundo natural. Sin embargo nos dedicamos constantemente a imitar arquetípicos comportamientos animales: el no-querer-saber de las avestruces, el machoalfismo de los (otros) grandes simios, el gregarismo de las ovejas, la voracidad de las langostas, la crueldad de lobos, hienas, tiburones o buitres… Pese a eso, sin duda, a quien mejor imitamos como especie no es ningún ser del Reino Animal, sino un hongo: las levaduras del mosto.

(Fuente de la imagen de cabecera: Wikimedia Commons.)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último de Breves

Lo que sobra

Sobran carnicerías. Sobran publicistas, aviones, hoteles y bares. Sobran centros comerciales. Sobran coches, sobran muchos coches...

Posibilidades y deseos

En nuestras sociedades de la exuberancia y la tecnomagia estamos tan acostumbrados a confundir deseos y